domingo, 30 de junio de 2013

Sonrisas

0 comentarios

Que la imagen hable por sí misma.

Solo añadir una cosa: Ya no se hacen series tan buenas como la del Chavo del ocho. Me encantaba sentarme todas las tardes y reírme con sus peripecias, era una serie con un argumento sencillo pero enternecedora, de esas que te llegan al alma y quedan en tus recuerdos por muchos años que pasen.

Sé que me voy a repetir al decir esto pero... Ya no se hacen series tan buenas como las de antes.